Portal Paula

Competencia en investigación

La competencia en investigación es una de las competencias generales que todo el alumnado de bachillerato ha de desarrollar como parte de una educación integral que pretende, entre otros objetivos, alcanzar la ciudadanía activa.

La competencia en investigación se define como:

(…) la facultad de movilizar los conocimientos y los recursos adecuados para aplicar un método lógico y razonable con el objetivo de encontrar respuestas a preguntas o de resolver problemas relevantes que todavía no se han solucionado en el nivel  y en el ámbito adecuado a los conocimientos, destrezas y actitudes que se poseen.

Decreto 142/2008

Como competencia general, se ha de desarrollar desde todas las materias del bachillerato y, por este motivo, multitud de ellas incluyen contenidos de procedimiento propios de la investigación en aquel ámbito del conocimiento. Además, en Cataluña todo el alumnado tendrá que elaborar un trabajo de investigación orientado al desarrollo de esta competencia.

En la legislación se destacan especialmente dos de las aportaciones de la competencia en investigación en la formación del alumnado:

  • Autonomía. Por ello es necesario que el alumnado pueda “elegir con criterio propio” los proyectos de investigación y llevarlos a cabo.
  • Creatividad. El alumnado tiene que disponer de libertad para poder “imaginar” su proyecto de investigación.

Fuentes:

  • Decreto 142/2008, de 15 de julio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de bachillerato.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

 

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas incluye, en su meta 4.7, como propósito de aquí a 2030:

Garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y noviolencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

Nuestros gobiernos han suscrito este acuerdo internacional y, por lo tanto, se comprometen a darle cumplimiento.