Portal Paula

Educación para la ciudadanía global: Debates y desafíos

Acceso al documento
Autoría: Argibay, M.; Celorio, G.; Celorio, J.
Editorial: Hegoa – UPV/EHU
Lugar: Bilbao
Año: 2009
Idioma: Español

Informe que describe el proceso seguido para la implantación de la Educación para la Ciudadanía en la Unión Europea, en el Estado Español y en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Se expresan algunas dudas y críticas a las formas y contenidos propuestos para llevar adelante la práctica de la Educación para la Ciudadanía en cada uno de estos tres niveles administrativos. Además se vincula esta propuesta a las ya existentes en la Cooperación para el Desarrollo.

Tanto desde el punto de vista de las estrategias y normas institucionales como de las propuestas de ONGD y del mundo docente, se muestra la importancia de formar a docentes y alumnado en la teoría y la práctica de la Educación para la Ciudadanía Global. Se estima que ésta es una vía adecuada para el desarrollo democrático basado en la participación, en la igualdad de oportunidades, en la equidad… a condición de que su aprendizaje no quede relegado sólo a una asignatura ni su práctica limitada al interior de los muros escolares. Sólo así podrá contribuir a la construcción de una sociedad más justa y solidaria, tal y como propone el enfoque de la Educación para el Desarrollo.

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

 

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas incluye, en su meta 4.7, como propósito de aquí a 2030:

Garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y noviolencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

Nuestros gobiernos han suscrito este acuerdo internacional y, por lo tanto, se comprometen a darle cumplimiento.