Portal Paula

Conflicto (II)

Actitudes

Un elemento común a los conflictos son las actitudes de las personas que intervienen en ellos; las cuales se dan incluso en los conflictos intrapersonales. Comúnmente, las actitudes que se identifican ante un conflicto (y que seguro que tú, lector/a, has experimentado) se guían por la importancia que se le dé al eje ganar/perder y al eje relación con la otra persona (me importa mantener la relación con la otra persona o no).

silhouettes-141366_150Una misma persona puede adoptar diferentes actitudes a lo largo de un mismo conflicto, y tomar diferentes actitudes en función del conflicto del que se trate. Estas actitudes son:

  • Competición, el conflicto se percibe como una situación en la que o bien se gana todo o bien se pierde todo. Conservar una buena relación con las otras personas no importa.
  • Evitación, ejemplificado en la imagen del avestruz que esconde la cabeza debajo del suelo para que no la vean. Se evita el conflicto a toda costa, incluso exponiéndose a perder. Uno mismo no importa, y ganar tampoco. Se trata de conservar la relación con la otra persona a toda costa.
  • Negociación, en un ámbito de conflicto se busca negociar términos, temas,… para minimizar la posibilidad de perder y maximizar las posibilidades de ganar. Se aprecia la relación con el otro.
  • Cesión, no existe una resolución total del conflicto, se llega a un acuerdo provisional (una especie de alto el fuego) pero se mantienen los aspectos que provocan el conflicto. La parte que cede prioriza mantener la relación con la/s otra/s persona/s, al menos, durante un período de tiempo.
  • Colaboración, el conflicto se enfoca como una oportunidad de que las personas implicadas en él puedan ganar. No existe competición ni tampoco se pretende perder en determinados aspectos para ganar en otros. Se busca maximizar todos los elementos y cuidar la relación con el otro.

No hay una actitud ideal ante un conflicto. En algunas ocasiones, el conflicto exige que la persona sea extraordinariamente competitiva y en otros el sentido común aconseja ceder como estrategia para abordar el conflicto en otro momento. En cualquier caso, las actitudes pueden formar parte de las estrategias para gestionar el conflicto.

Posiciones

¿Cuáles son las posiciones en el conflicto?

 En un conflicto podemos identificar tres niveles:

  • Posición. La que las personas en conflicto manifiestan. Responde a la pregunta ¿qué quiero/ qué quieres? Por ejemplo, “quiero la custodia”, “quiero que me pague la reparación del coche”, “quiero que me compre un móvil”, etc.
  • Interés. El interés se puede manifestar o no, pero es más complejo que la posición. El interés es nuestro objetivo y responde a la pregunta ¿para qué?
  • Necesidades. En la gran mayoría de las ocasiones, no se verbalizan. Y, muchas veces, las personas que están en conflicto tienen que hacer un trabajo de reflexión para poder identificarlas y relacionarlas con su conducta, percepción, interés y posición. Mayoritariamente, son las necesidades las que desencadenan el conflicto y las que articulan el interés y la posición. La forma clásica de clasificación de las necesidades es la de Maslow. Este autor identifica:
      • Necesidades fisiológicas: son las necesidades básicas para la supervivencia humana: alimentación, abrigo,…
      • Necesidades relacionadas con la seguridad física de las personas
      • Necesidades de pertenencia o afiliación: las personas somos seres sociales y necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo
      • Necesidades de estima o autoestima, relacionadas con que la persona sea y se sienta valorada, tenga confianza en sí misma, sea y se sienta respetada…
      • Necesidades de autorrealización: relacionadas con la satisfacción, el éxito,…

Las necesidades que se consideran básicas son las tres primeras (fisiológicas, de seguridad y de pertenencia). En el ámbito de las necesidades se deben identificar aquellas que son negociables y aquellas que no lo son. Y, sobre todo, debe tenerse en cuenta que en un conflicto es fácil identificar las posiciones, pero para gestionarlo positivamente se han de tener en consideración tanto los intereses como las necesidades.

Más información:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario