Portal Paula

Educaci贸n para la ciudadan铆a global

La Cooperaci贸n Espa帽ola considera la educaci贸n para la ciudadan铆a global como la quinta generaci贸n de la educaci贸n para el desarrollo, es decir, una evoluci贸n en el discurso que sostiene este 谩mbito educativo.

Con diferentes argumentos, Prats (2008) y Trotta, Jacott y Lundgren (2008), entre otros, coinciden que el t茅rmino 鈥渃iudadan铆a global鈥 es聽 equ铆voco y, adem谩s, forma parte del vocabulario de las grandes empresas multinacionales para referirse a la capacidad de las personas de servir a los fines de la organizaci贸n desde cualquier parte del mundo. Sin embargo, su uso se est谩 extendiendo, en parte por una tendencia internacional, en parte por la coincidencia del t茅rmino con la competencia ciudadana incluida en la LOE, ya que facilita el acercamiento de los centros educativos a las propuestas educativas de las ONG para el Desarrollo.

鈥淟a ciudadan铆a global reivindica un espacio de participaci贸n en el 谩mbito transnacional. Desde esta perspectiva, se encuadran las propuestas pol铆ticas de modelos de democracia global y tambi茅n la acci贸n de los movimientos transnacionales de la sociedad civil. Se trata de una realidad muy heterog茅nea, compuesta por distintos agentes cuyas actividades van desde lo puramente local hasta lo global, pero que est谩n inspiradas por una conciencia 茅tica que convierte en una realidad tangible la perspectiva cosmopolita (Falk, 1998)鈥 (Ortega, M.L., 2008).

Si la educaci贸n para la sostenibilidad destaca la dimensi贸n de futuro de la educaci贸n, en el caso de la educaci贸n para la ciudadan铆a global se destaca la dimensi贸n espacial, global, de los saberes; entendiendo este t茅rmino en la acepci贸n divulgada por Jacques Delors, que implica aprendizajes cognitivos, procedimentales, sociales y de valores.

En la actualidad, la ciudadan铆a se ejerce en un contexto globalizado, en el que las sociedades son interdependientes y sucesos regionales repercuten en otras partes del mundo, dando lugar a relaciones de causa-efecto entre conflictos, s贸lo aparentemente, locales: la sobreexplotaci贸n pesquera del Atl谩ntico Norte y el secuestro de marineros europeos por piratas del 脕frica oriental; el trabajo infantil en Asia y la precariedad laboral en pa铆ses europeos; el subdesarrollo humano y la inmigraci贸n; el armamentismo y el auge de bandas juveniles violentas;鈥 Las pol铆ticas nacionales vienen marcadas por organismos transnacionales; la econom铆a estatal depende de organizaciones privadas con 谩nimo de lucro, en ocasiones con sede fiscal en otros pa铆ses鈥 Si hemos de desarrollar la competencia ciudadana y capacitar para el ejercicio de una ciudadan铆a activa en democracia, la dimensi贸n global de nuestro sistema social es ineludible.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educaci贸n para la Ciudadan铆a Global.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educaci贸n para la Ciudadan铆a Global.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas incluye, en su meta 4.7, como prop贸sito de aqu铆 a 2030:

Garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos te贸ricos y pr谩cticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educaci贸n para el desarrollo sostenible y la adopci贸n de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de g茅nero, la promoci贸n de una cultura de paz y noviolencia, la ciudadan铆a mundial y la valoraci贸n de la diversidad cultural y de la contribuci贸n de la cultura al desarrollo sostenible.

Nuestros gobiernos han suscrito este acuerdo internacional y, por lo tanto, se comprometen a darle cumplimiento. M谩s informaci贸n.


Una iniciativa de:
Con el apoyo de:
Diputaci贸 de Barcelona

 

 

Powered by Warp Theme Framework