Portal Paula

Documentar el proceso

La investigación científica es una actividad lingüística: es necesario documentar por escrito cada fase y elemento de la investigación.

  • La redacción corresponde en todo momento al estudiante, quien tiene que usar su propio lenguaje. El lenguaje irá mejorando a lo largo de la investigación, pero desde el inicio es fundamental que el/la estudiante se sienta autor/a de su trabajo.
  • Como autor/a, los escritos del estudiante expresan su pensamiento y, además, son una oportunidad de reflexión sobre la propia investigación. Para el/la tutor/a , estos escritos son una oportunidad de escucha activa, que es la base para orientar el proyecto del estudiante y comentar aspectos específicos de la investigación, tanto a nivel científico como ético y ciudadano, que la hagan avanzar.
  • Por todo ello, lo que escribe el/la estudiante es correcto en la medida en que exprese su pensamiento. A partir de aquí, colaboramos para mejorarlo.

El informe de investigación se va generando a lo largo de todo el proceso.

ProduccionsEscritesDescargar en PDF

Además de estas producciones escritas, conviene que el estudiante cree un archivo, una carpeta física y digital con todos los materiales (en cualquier soporte y formato) generados durante la investigación, que puedan informar sobre el proceso: fotografías, grabaciones sonoras, resúmenes o esquemas de documentos consultados, instrumentos de evaluación…

El diario de investigación contribuye a la documentación del proceso, recoge ideas y reflexiones que se incluyen en la interpretación de datos, las conclusiones, etc.

left right


La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas incluye, en su meta 4.7, como propósito de aquí a 2030:

Garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y noviolencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

Nuestros gobiernos han suscrito este acuerdo internacional y, por lo tanto, se comprometen a darle cumplimiento.