Portal Paula

Tratamiento informativo

A la hora de evaluar cómo la prensa representa y valora determinadas temáticas es necesario utilizar un marco teórico y analítico que permita explorar, describir y explicar la forma en la que se utiliza el lenguaje para adoptar posiciones y manipular posturas y relaciones interpersonales.

Fundamentos teóricos del análisis del discurso

Para crear el marco teórico y analítico que permita analizar el discurso, resulta útil la Teoría de la Valoración, formulada por varios autores (White, 1998; Martin, 2000, p. 142-175; Martin y Rose, 2003; Martin y White, 2005). Esta teoría se fundamenta en los principios de la lingüística funcional sistémica de Halliday (1994).

Halliday defiende que a la hora de crear enunciados intervienen el contenido, la interacción con el lector y el propio texto, a los cuales define como las metafunciones ideacional, interpersonal y textual respectivamente. Si nos interesa identificar la intención social y la forma en la que se expresan los puntos de vista sobre sucesos y personas, la Teoría de la Valoración nos aporta herramientas para hacer un análisis sistemático, ya que establece una categorización de los elementos que intervienen en la metafunció interpersonal (González Rodríguez, M.J, 2011) y permite relacionar los sistemas de opciones semánticas que ofrece el lenguaje, los fenómenos textuales y su funcionamiento como elementos de construcción de posicionamientos valorativos, de negociación de posicionamientos, de naturalización de posturas intersubjetivas y, en consecuencia, de consolidación ideológica (Kaplan, 2004).

A continuación, proponemos los pasos a seguir para llevar a cabo el análisis de un texto, que permiten al analista del discurso la identificación e interpretación sistemática y estructurada de los fenómenos textuales, los fenómenos léxico-gramaticales y las estrategias semanticodiscursives que el lenguaje ofrece en la creación de significados evaluativos (Pascual, M., 2014).

Procedimiento para el análisis del discurso

Podemos dividir el análisis de la información transmitida por la prensa en tres bloques (Pascual, M., 2014):

  1. Análisis de los elementos no lingüísticos: La extensión del texto, la sección donde encontramos el artículo, cuántas y cómo son las fotos asociadas (si tiene), la distribución y jerarquización de la información mediante subtítulos, (*notas*), etc. También es importante saber quién firma el artículo, ya que puede ser una persona o una agencia de comunicación (Europa Press, EFE…).
  2. Análisis del titular: Éste es el primer contacto que el lector tiene con la noticia. El libro de estilo de El País (2014) sugiere que el titular es el principal elemento de la información. Algunas de las preguntas que propone Pascual, M. para el análisis del titular son:
    • ¿Qué tema introduce el titulo?
    • ¿Es un solo tema o anticipa más de un tópico a desarrollar?
    • ¿Cuál es la forma gramatical elegida para el título?
    • ¿Es una nominalización? ¿Una oración completa?
    • ¿Existe alguna particularidad acerca de la puntuación utilizada?
    • Acerca de las palabras seleccionadas para el título: ¿alguna de ellas puede ser considerada evaluativa o describe un evento cuya existencia y desarrollo no es cuestionable?
    • ¿Puede visualizarse desde el título algún posicionamiento frente a la temática planteada?

    Por otro lado, los titulares también se pueden clasificar de acuerdo con su contenido, según si se muestran como apelativos, expresivos, informativos, enunciativos o temáticos, creativos, informativo-explicativos, de actos de habla (Hurtado González, S., 2001).

  3. Análisis del texto: Consiste en identificar en el texto formas de lenguaje evaluativo de acuerdo con el esquema adoptado por la Teoría de la Valoración que se presenta a continuación, como adaptación extraída de los estudios de Kaplan, 2004; Hood y Martin, 2005 y Pascual, 2014.
    1. Valoración de la actitud: Comprende aquellos enunciados que transmiten una evaluación positiva o negativa, o que pueden interpretarse como una invitación al lector a suministrar sus propias evaluaciones. La categoría se subdivide en los subsistemas de afecto, juicio y apreciación.
    2. Valoración del compromiso: Tiene que ver con los recursos lingüísticos que pueden utilizarse para posicionar la voz del autor en relación con los enunciados que se comunican al texto. Las principales opciones en el sistema del compromiso se ubican en dos dimensiones contrapuestas: la monoglosia y la heteroglosia.
      • La monoglosia hace referencia a enunciados que ignoran la diversidad de voces/opiniones que existe inherentemente en cualquier proceso comunicativo.
      • L’heteroglosia corresponde a los enunciados que reconocen, de alguna manera, la existencia de voces y posturas alternativas. Dentro de esta categoría, se diferencian los recursos de extravocalización, cuando se introducen voces externas, y de intravocalización, cuando corresponden a la voz interna del autor, que asume la responsabilidad de los enunciados emitidos.
    3. Valoración de la gradación: Hace referencia a la fuerza que se da a los enunciados emitidos y la forma como se gradúa su intensidad. Los valores de gradación se clasifican en una escala de intensidad baja a alta y se identifican con los adverbios intensificadores, amplificadores y enfáticos. No siempre, sin embargo, es mediante estos adverbios; sino que a menudo se encuentran implícitos en el discurso. Como ejemplo, los adjetivos “bueno”, “buenísimo” o “brillante” nos dan a entender el grado con el que manifestamos esta calidad.
    4. La cantidad de artículos que tratan el tema también es un indicativo de la importancia que cada medio otorga a la cuestión. Por lo tanto, elaborar una tabla como la siguiente (De Cesare, 2017), donde se cuantifiquen los titulares sobre el tema a lo largo del tiempo, para varios medios, puede ser útil de cara a valorar la relevancia que le dan.

Referencias bibliográficas, algunas de las cuales son ejemplos de investigación con tratamiento informativo:

DE CESARE, Francesca. La gestación subrogada en los titulares de la prensa española. Confluenze. Rivista di Studi Iberoamericani, [S.l.], vol. 9, n. 2, p. 41-54, diciembre 2017. ISSN 2036-0967.

GONZÁLEZ RODRÍGUEZ, María José. La expresión lingüística de la actitud en el género de opinión: el modelo de la valoración, [online], vol. 49, n. 1, p.109-141, 2011. ISSN 0718-4883.

HOOD, Susan y MARTIN, J. R. Invocación de actitudes: El juego de la gradación de la valoración en el discurso. Revista signos [online], vol. 38, n. 58, p.195-220, 2005. ISSN 0718-0934.

HURTADO GONZÁLEZ, Silvia. Algunas peculiaridades de los titulares de actos de habla en la prensa española e hispanoamericana. ZER, vol. 14, n. 27, p. 189-202, 2009.

PASCUAL, Mariana. El empoderamiento en el aula de lenguas extranjeras: una propuesta desde el Análisis Crítico del Discurso y la Teoría de la Valoración. Lenguaje, [S.l.], vol. 42, n. 1, julio 2014. ISSN 2539-3804.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

 

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

La Agenda 2030 de la ONU incluye, entre sus metas, la Educación para la Ciudadanía Global.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas incluye, en su meta 4.7, como propósito de aquí a 2030:

Garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y noviolencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

Nuestros gobiernos han suscrito este acuerdo internacional y, por lo tanto, se comprometen a darle cumplimiento.


Una iniciativa de:

 

 

Powered by Warp Theme Framework